Fuera del Tatami

Cuando no estoy entrenando estoy en la naturaleza, me encanta la montaña y el alpinismo, sobre todo invernal. 

Hace 9 años me iniciaron nada mas y nada menos que en el Aneto el pico más elevado de los Pirineos 3404 metros. Y la experiencia me encanto, llegar hasta el refugio pasar allí una noche, cenar con montañeros experimentados y al día siguiente a las 6:00 a. m a tirar para la cima, nos desorientamos un poco y no pudimos atravesar el glaciar, paso Mahoma y la cima tan esperada, sino que seguimos subiendo hasta llegar al Portillón superior a unos 3000 metros desde donde comimos viendo la cima y el glaciar pero no la pisamos, eso si vimos como nuestros compañeros del refugio llegaron! 

Cuando me iniciaron en la montaña la verdad que iba muy envalentonada, sin miedo, casi sin respeto hasta que me paso lo que os voy a contar... 

Iniciamos la ruta un día nublado y no pintaba demasiado bien, pero yo insistía en subir, las tres cuartas partes del camino muy bien, con visibilidad buena e íbamos preparados en material. Derrepente se nos hecho encima la niebla, mi compañero me dijo que era hora de dar media vuelta, pero yo institi en seguir que no abría problemas, solo abría que seguir nuestras huellas para regresar, y el para darme una lección me dijo que vale, yo no sabia lo de la lección claro. 

Subimos sin problema y llegamos a la cima, obviamente no se veía nada por la niebla, y nos dimos media vuelta enseguida. Mientras bajamos empezó a caer una ventisca tremenda y se empezaron a borrar nuestras huellas, había pisado muy fuerte para que se manteniesen pero enseguida en cuestión de segundos desaparecieron, y sin darnos cuenta estábamos subiendo otra vez hacia la cima, no nos dimos cuenta del giro que dimos para volver a subir, yo empeze a tener miedo, hacia mucho frío, estábamos dando vueltas durante horas, hasta que le dije a mi compañero ¡ya está bien! ¡No aguanto más! Saca el móvil y llama a emergencias por que mi móvil me lo deje en el coche, lo saca él y esta sin batería, en ese momento me derrumbe y se me empezaron a caer las lagrimas, pensaba que ahí nos quedábamos. Mi compañero me calmó y me dijo que saldriamos de allí, nos pusimos en marcha otro vez, a mi izquierda se apreciaba una caída de unos 700 metros madre mia se me helo la piel. Paramos en un llano y pedimos que se despejara un poco la niebla para que pudiésemos ver donde estábamos y fue increíble porque durante unos instantes la niebla nos dejó ver donde estábamos y volvió a cerrarse. Finalmente llegamos justo al parking donde estaba nuestro coche, nuestra ropa estaba congelada, el pelo, pestañas... Fuimos a la Caseta de información y la chica que estaba nos pregunto de donde veníamos y cuando le dijimos que de ahí arriba.... 

Con esto aprendí la lección, nunca subestimes a la montaña, a la naturaleza, en su hábitat ella manda. En todo momento mi compañero sabía dónde estaba y como llegar pero quiso que aprendiera. Desde entonces cuando subía una montaña y empezaba el mal tiempo era yo la que decía de dar media vuelta. 

Después de subir muchos picos de la península uno de mis sueños es ir al campamento base del Everest. 

Se que lo haré y el kungfu me mantendrá en forma. 

"Ser uno con la naturaleza "

 

También soy una amante del cine cuando era pequeña siempre soñé con ser actriz, y quien me diria que el kungfu me iba a dar un poco de esto! He hecho anuncios para marcas, cortos... 

En cuanto a estudios empezé la carrera de historia del arte, la dejé en tercero algún día la retomaré. 

Actualmente trabajo de store mánager y community mánager, es bastante complicado vivir de lo que amas, en mi caso el kungfu por que no es muy conocido en nuestro país, "no da dinero" Como digo yo, no es fútbol, no tenemos becas, subvenciones, aun siendo campeón de España, Europa o del Mundo , no tenemos ayudas, espero que en un futuro esto cambie. 

Patrocinadores Fuji Mae

martacoral.weboficial.net usa cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de usuarios y optimizar su servicio. Para más información lea Política de Cookies. ×